Los cinco museos más curiosos del mundo, no te dejarán indiferente.

event   2017 - 01 - 27

person  

local_offer   -

Si echamos un vistazo a la numerosa lista de museos que existen alrededor del mundo, la gran mayoría nos atraen por sus valiosísimas colecciones de arte, por su historia o incluso por su arquitectura.

Pero también existen museos que acogen colecciones un tanto peculiares e histriónicas, que atraen nuestra atención precisamente por este motivo. Y es que el ser humano tiende a seleccionar y exponer los objetos más variopintos. Aquí te proponemos una lista que no te puedes perder:

El Museo de las relaciones rotas. Como su propio nombre indica, en este museo se exponen una serie de piezas pertenecientes o significativas en una relación actualmente rota. La finalidad de dicha exposición es dar la oportunidad a las personas de contar su historia y deshacerse de los objetos para poder comenzar una nueva etapa. Originario de Croacia, esta terapia emocional convertida en museo se está recorriendo medio mundo para enriquecerse de nuevos sentimientos y culturas.

El Museo del Crimen. Se encuentra situado en las dependencias policiales de Scotland Yard, Londres y expone toda serie de objetos utilizados para cometer asesinatos, la mayoría fueron pruebas de investigaciones. Gran parte del museo está dedicado a los asesinatos y asesinos más famosos como Jack “El Destripador”, envenenadores populares, atentados contra la familia real… Pero desgraciadamente no está abierto al público, para visitarlo debes dirigir una solicitud a Scotland Yard, aunque la mayoría de las invitaciones van destinadas a estudiantes, forenses o personal policial.

Museo del Arte Malo o MOBA. El éxito de este museo radica, a diferencia del resto de museos de arte del mundo, en la falta de belleza o gran fealdad de sus obras, tanta que no puede ser ignorada. El americano Scott Wilson, tras considerar en broma un cuadro como obra maestra, comienza a recolectar arte malo. Y es en 1993 en una fiesta, dónde se le ocurre inaugurar una galería de arte con dichas obras, que rápidamente tuvo un éxito inesperado. Situado en Boston, ya cuenta con tres instalaciones.

Museo del espionaje. Washington DC. Un misterioso recorrido por la historia del espionaje en todo el mundo. En él encontramos ingeniosos artilugios utilizados por espías como la barra de labios-pistola, además de numerosas historias trepidantes reales, técnicas y secretos que harán volar tu imaginación. El museo cuenta con una zona interactiva en la que podrás ponerte en la piel de un auténtico espía americano. Si quieres sentirte James Bond por un día, este es tu museo.

Museo de las falsificaciones. Paris. Casualmente situado en la rue de la Faisanderie, ya que faisan se traduce como sinvergüenza del francés. Se exponen falsificaciones de obras de arte junto al original para que el visitante compare. Las copias van desde las más chistosas a las más difíciles de descubrir, de todo tipo de objetos: joyas, juguetes, ropa…  Después de visitar este museo no habrá quién te engañe, gracias a los tres criterios que deben aplicarse cuando hablamos de falsificaciones: el lugar, el envase y el precio.