Seis películas que hablan sobre la trágica vida de pintores famosos.

event   2016 - 08 - 10

person  

local_offer   Peliculas

Existen artistas que llamaron más la atención por la vida que tuvieron que por su propia obra. La muerte de sus amantes, el nulo reconocimiento o el alcoholismo, fueron algunas de las cosas que los hicieron saltar a la fama y ser inmortalizados casi como santos.

El cine no se quedó atrás y rindió tributo a estos personajes  muy a su manera.  Aquí seis películas que hablan sobre la trágica vida de pintores famosos.
1. Los amantes de Montparnasse (1958)

Modigliani todo un Romeo

Cuando se es artista, ¿es posible huir de toda una corriente? Muchos dirían que sí, pero, ¿qué pasa con aquellos que no pueden y se enredan en las costumbres de sus contemporáneos? Amedeo Modigliani no logró superar la vida parisina de los años 20, no logró salir de esa burbuja donde abundaban  los excesos,  y el fin de su vida, casi como el de todos los artistas, se vio marcada por la tragedia.

Modigliani es más conocido por su obra de estilo africano, donde lucen retratos de cuellos alargados, rostros ovalados, de facciones torcidas y ojos pequeños. En 1912 su nombre comenzó a llegar a oídos de artistas ya consolidados como Picasso, Jean Cocteau, Soutine, Rivera, Gertrude Stein, entre otros , quienes lo llamaron “Modi” (dirán que suena muy lindo, pero en realidad significa maldito).

Para todos los artistas que vivían en París, esta ciudad se volvió, tal como lo dijo Hemingway, en ...una fiesta. Pues las actividades que realizaban no sólo eran de creación, sino también de destrucción. Las drogas, el alcohol y las fiestas formaron parte del  estilo de vida de muchos, entre ellos Modigliani.

Al llegar a Montparnasse, Modigliani y su esposa, de 19 años, Jeanne, se instalaron en una habitación bastante precaria, pero el amor que se tenían les era más que suficiente. Modigliani, con el tiempo comenzó abusar de las drogas y el alcohol, con ello su salud física y psíquica empeoraron.

Como si fueran Romeo y Julieta, Modigliani se dejó morir y Jeanne hizo lo mismo, al grado que ni siquiera  comía. El estado al que llegó el pintor le provocó la muerte a los 35 años de edad. Jeanne, embarazada de 8 meses y abatida por el dolor, se suicidó lanzándose del el quinto piso de la casa paterna. Al ver el cadáver, vecinos lo llevaron con sus padres, pero estos no lo aceptaron. Diez años después llevaron el cuerpo de Jeanne a la misma tumba del pintor. Hoy ambos descansan en el mismo lugar.

2. Basquiat (1996)

Luego de vagar por las calles e incluso vivir en ellas, Jean Michel Basquiat hizo que un experto en el mundo del arte lo mirara por sus graffitis en Brooklyn, los cuales firmaba como ”SAMO” (Same Old Shit).

Apadrinado por Andy Warhol y Deborah Harry (quien le compro su primer cuadro), Basquiat se convirtió en el primer artista afroamericano más famoso, así como el más joven en llegar a importantes galerías. Sin embargo, su éxito no lo logró manejar y recayó en el mundo de las drogas, muriendo a los 27 años de una sobredosis de heroína.

La película dirigida por Julian Schnabel, cuenta con Jeffrey Wright (actor que  interpreta a Basquiat), David Bowie (Andy Warhol),  Gary Oldman, Michael Wincot, Dennis Hopper, Claire Forlani, Courtney Love y Benicio del Toro.

 4. La Ronda de Noche (2007)

Luego de posicionarse como uno de los pintores más importantes en Holanda, Rembrandt  tuvo el privilegio de elegir entre sus encargos cuál haría.  Uno de los últimos, y que lo hicieron catapultarse en la  historia del arte, fue el retrato que le pidió la Corporación de Arcabuceros de Ámsterdam en 1642.

La pieza se llamó La Ronda de Noche,  y a partir de ésta  el director Peter Greenaway nombró la película en la que describe  el declive de la  carrera de Rembrandt  a causa del cuadro. 

5. El loco del pelo rojo (1956)

Basada en la novela homónima del escritor Irving Stone, la película dirigida por Vincente MInnelli cuenta la vida del pintor impresionista, Vicent Van Gogh.

Relata sus inicios en los campos; su recorrido por París, Arlés y Holanda; las constantes depresiones que sufrió por inestables relaciones amorosas y relaciones con amigos como Paul Gauguin ( se dice que tras una pelea con él, Van Gogh decidió cortarse la oreja); el vínculo incondicional que tuvo con su hermano Theo; y los días antes de  que el pintor decidiera dispararse en el pecho. 

6. Pollock (2000)

Gran influyente del movimiento del expresionismo abstracto, Pollock destacó de la esfera artística neoyorkina por  plasmar en grandes formatos móviles sus sentimientos, con el uso  de líneas espontáneas que fueron influenciadas por el movimiento autómata del surrealismo.

A pesar de su gran ingenio tenía un  gran problema con el alcoholismo y las drogas, pero esto se debió a su trastorno de bipolaridad que lo orillaba a una depresión en la que se autocriticaba constantemente. Su enfermedad, además de brindarle el motor para la creación de sus obras, también fue la que originó su muerte en 1955 cuando chocó por ir bajo los efectos del alcohol. Pollock fue dirigida y protagonizada por Ed Harris.